miércoles, 14 de junio de 2017

El Amor y la ley

Si hacéis algo por obligación y no por Amor, entonces dejadlo y haced otra cosa que queréis hacer por Amor. Porque lo que un hombre no hace por Amor, tiene poco valor para su Vida, dado que el Amor es la Verdad, el elemento primordial de la Vida… es la Vida verdadera en toda su profundidad.

Lo que se realiza por Amor, es abarcado por la Vida y se convierte en ella. Pero lo que el hombre hace sin emplear Amor y sólo porque teme a las malas consecuencias, o porque su soberbia lo quiere para aparentar ante los demás como sabio, esto no pasa a la Vida sino a la muerte, dado que ha sido agarrado por el elemento de la muerte y no por el de la Vida.

Una ley, por sabia que sea, no genera la Vida sino la muerte si el hombre no la considera desde el Amor. El consejo más sabio pero sin Amor es como una semilla que cae sobre suelo pedregoso en vez de tierra fértil, y se seca sin poder dar fruto alguno.

Todo en el hombre está muerto - salvo el Amor… 

Por eso permitid que vuestro Amor actúe en todo vuestro ser... 
en toda plenitud... 

Sentid el Amor en cada fibra de vuestro ser, y así -en vuestro interior- tendréis la victoria sobre la muerte. Y lo que estaba muerto, por vuestro Amor pasará a la Vida indestructible. 

Porque el Amor -que se siente a sí mismo y por este sentimiento se reconoce- es la Vida misma, y lo que ha pasado al Amor, también pasa a la Vida.

Por minuciosamente que sigáis este consejo, os servirá de muy poco si lo cumplís sólo por el peso de su Verdad y porque teméis malas consecuencias por no haberlo respetado. Pero este respeto, a su vez, no tendría valor alguno para vuestras almas. 


Otra cosa distinta es cuando el Amor y la Verdad se abrazan y actúan juntos; entonces, a base de la Luz y en la Luz de la Verdad, el Amor crea en sí mismo una vida nueva cada vez más perfecta, hasta llegar a la completa semejanza con Dios.

El Amor o el Espíritu de Dios en el hombre ya es desde su principio la semejanza con Dios. Pero para ser completamente y vivamente semejante a Dios, el Amor debe elevarse tras el camino que se acaba de mostraros.
gej03.48

No hay comentarios:

Publicar un comentario