domingo, 15 de octubre de 2017

El hombre y el ángel

El hombre es un hijo del Amor de Dios, el ángel, hijo de la Sabiduría de Dios.

Dijo un ángel: “Debido a que vosotros, los humanos de esta Tierra, habéis surgido justamente del Amor puro de Dios, es decir, vosotros mismos sois el amor de Dios, nosotros los ángeles, que somos seres provenientes de la Sabiduría de Dios, no debemos perturbaros, ni en lo más mínimo, durante vuestra existencia en vuestro desarrollo libre que proviene de vuestro amor original de Dios.

¿Por qué los ángeles no son visibles?

Y tú, hermano terrenal, ahora entenderás un poco más claramente por qué nosotros, ángeles de Dios, no podemos acompañaros visiblemente. Porque nosotros tenemos el permiso de despertar, en vosotros, la sabiduría y el poder que duermen en vuestro amor a Dios, pero solo de una manera delicada y completamente imperceptible, pero nunca te inspiraremos ni una chispa siquiera de nuestra propia sabiduría; porque esto no despertaría vuestra sabiduría, sino que solo la aplastaría."

GEJ 6.190.5

viernes, 6 de octubre de 2017

Cómo hablar con el Señor

“Yo permaneceré con los Míos en Espíritu, en Palabra y en Verdad y los que se encuentren en gran Amor hacia Mí, a ellos también Yo Me dejaré ver, en forma personal y por momentos. Pero los que vivan según mis Palabras e investiguen cuidadosamente según la Verdad interior que mora en ellas, con ellos Yo hablaré a través del entendimiento de sus corazones y pondré Mis Palabras en su ánimo y sentimientos. Y los jóvenes y muchachas, que han sido educados en Mi Nombre, que ellos tengan visiones en donde se les explicarán Mi Esencia, el Cielo y la Vida Eterna, como también el destino de los rebeldes y malvados. Y así, de esta manera, Yo permaneceré con los Míos hasta el fin del tiempo de esta Tierra. ¡Entended todo esto de la mejor manera, y ya no Me preguntéis más sobre este tema!” 

GEJ 8.55.15
 

viernes, 29 de septiembre de 2017

¿Cuál era el aspecto de Jesús?

Se transcribe la carta de Poncio Pilato a Tiberio César donde describe la apariencia física de Jesús que estaría en la Biblioteca del Congreso en Washington, DC y, el original, en la Biblioteca Vaticana en Roma:

A Tiberio César:

Un joven apareció en Galilea predicando con humilde unción, una nueva ley en el nombre del Dios que lo había enviado. Al principio estaba un poco aprensivo que su propuesta era para despertar al pueblo contra los romanos, pero mis temores pronto se disiparon. Jesús de Nazaret habló más bien como un amigo de los romanos que de los judíos. Un día observé en medio de un grupo de personas a un joven que estaba apoyado contra un árbol, frente a la multitud con calma.

Me dijeron que era Jesús. Esto podría haber sospechado. Había una gran diferencia entre él y los que le escuchaban. Su pelo era de color dorado y la barba tenía apariencia de un aspecto celestial. Parecía tener unos 30 años de edad. Nunca he visto un rostro más dulce o más sereno. ¡Qué contraste entre Él y Sus portadores con sus barbas negras y complexiones aleonadas!

No dispuesto a interrumpirle con mi presencia, continué mi paseo pero diciéndole a mi secretario que se una al grupo y escuche. Más tarde, mi secretario me informó que nunca había visto en las obras de todos los filósofos algo que se comparara con las enseñanzas de Jesús.

Él me dijo que Jesús no era ni sedicioso ni rebelde, así que extendió a Él nuestra protección. Él estaba en libertad de actuar, de hablar, de reunirse y hacer frente a la gente. Esta ilimitada libertad fue una provocación a los Judíos – no los pobres, pero a poderosos y ricos.

Posteriormente, escribí a Jesús pidiéndole tener una entrevista en el pretorio. Él vino. Cuando hizo su aparición el Nazareno estaba teniendo mi paseo por la mañana y como yo lo enfrenté mis pies parecían sujetos con una mano de hierro sobre el pavimento de mármol y yo temblaba de pies a cabeza como un culpable… a pesar de que estaba en calma. Desde hace algún tiempo me quedé admirando de este extraordinario hombre. No había nada en él que estaba rechazando, ni en su carácter, sin embargo, me sentí sobrecogido en su presencia.

Le dije que había una simplicidad magnética sobre él y su personalidad que lo elevó muy por encima de los filósofos y maestros de su época.

Ahora, Noble Soberano, estos son los hechos acerca de Jesús de Nazaret y he tomado el tiempo de escribir en detalle sobre estas cuestiones. Yo digo que un hombre que podía convertir el agua en vino, cambiar la muerte a la vida, la enfermedad en la salud; calmar los mares tormentosos, no es culpable de ningún delito y, como otros han dicho, debemos estar de acuerdo – realmente éste es el Hijo de Dios.

Tu siervo más obediente,

Poncio Pilato
https://www.sanandolatierra.org/como-era-jesus-por-publius-lentullus-y-poncio-pilato/

Audio: Carta de Poncio Pilatos que describe físicamente a Jesús.

Jesús nos reveló la descripción de su imagen:

"Que la frente tenga una forma ovalada, sin arrugas, en color muy claro, lleno de majestuosidad divina en dirección de los cabellos que deben tener un color rubio dorado luminoso. Los ojos deben ser grandes. El iris azul."

Fuente: dadi1.400601

Las extrañas lluvia de peces

Lluvia de peces en Singapur
A menudo se reportan lluvia de peces y otros animales. Lo extraño es que la lluvia solo trae una especie. Si fuera cierto que fuera un huracán que  succiona del mar, entonces los animales serían diversos, como peces de diferente especies.  En el siguiente texto traducimos lo que el Señor revela a Jakob Lorber:
El Señor: 

"Los muchos eventos naturales manifestados sobre la superficie de la Tierra muestran que la Tierra, por sí sola, genera realmente las semillas para muchas plantas y animales. A estos eventos pertenecen la forestación original de las montañas, como el musgo y el crecimiento de la hierba verde de zonas que antes eran desérticas y sobre las cuales no creció nada en los últimos mil años.
Hay que decir que el moho y las esponjas no han tenido hasta ahora otra semilla que la generada por la Tierra misma.
Además están los eventos (aunque sean poco frecuentes pero lo suficiente para ser observados) que aclararán este asunto como los siguientes:
La lluvia de cereales y todo tipo de granos. En especial la lluvia de peces, serpientes y sapos. Estos últimos eventos suceden algo más frecuentemente. Ningún investigador de la naturaleza, que sea mínimamente sensato, dirá que esos peces o animales han sido succionados por algún remolino de aire terrestre y los ha hecho caer de nuevo. Porque debería demostrar que existe algún lugar sobre la Tierra en la que se encuentren tales animales, que a veces son incluso hasta trillones  de donde el remolino los recogió. Y si él pudiera demostrar esto, entonces estaría demostrando la enorme fuerza creadora de la Tierra de forma más evidente, mostrando claramente cómo la Tierra puede generar por sí sola a tales animales. Más sobre este tema en los siguientes capítulos."

 Fuente: Tierra 14.17


Vídeo de Lluvia de peces 2017


Lluvia de animales



Último grito de la moda

El Señor:
También practican la prostitución aquellos que envuelven sus cuerpos con ropa delicada y moderna...

¿¡Qué!? — protesta alguien — ¡Vamos hombre, uno vive en el mundo, y por eso también debe usar la moda según lo dicta el mundo, de lo contrario uno sería considerado como un idiota, que no respeta la costumbre y la decencia! -

¡Oh necio! ¿Quién es más, Yo o el mundo? Qué dirías si Yo te dijera: ¿Quieres honrar al mundo? Bien, pero Yo te expulsaré de Mí para siempre. ¿Seguirá teniendo tu necio mundo más valor que Yo, que fue Quien te dio la vida y que te la puede volver a quitar para siempre cuando Él quiera, y por la eternidad?
Consideras muy bien la decencia que se merece el mundo, pero la decencia que merezco Yo, tu Dios y Señor, Quien tiene el primer derecho de exigírtelo, eso no vale nada para ti y piensas que Yo ya te lo pasaré por alto.
Oh, tal Mi paciencia pronto te costará muy cara. ¡El abismo eterno te mostrará cuánta paciencia tuve con tales personas necias y mundanas! Un asno mundano le pregunta a otro, un cerdo mundano a otro: “¡Oye, en dónde has confeccionado tu traje y terno y frack, en dónde tu pantalón? Ah, ¡qué lindo corte, estás perfecto y maravilloso! ¡Espléndido, excelente! - Eres un Adonis, todo te queda muy bien. ¡Y estás bajo el último grito de la moda! - No, no, yo también tengo que imitarte con tal elegancia, así podré tener más posibilidades con las bellas mujeres!”
dadi3.470612.3

jueves, 28 de septiembre de 2017

Alma y espíritu

El alma es el órgano que sirve para la recepción de todas las diversas e infinitas ideas de la base fundamental de la cual ellas (las ideas) son tomadas. El alma es el portador de las formas, de las relaciones y de las maneras de actuar. Todas esta ideas, formas, relaciones y maneras de actuar son depositadas en envases pequeñísimos. TyL1.52.4

Un alma humana completa consiste en un ser que ha unificado, en justa medida, a todas estos elementos antes mencionados.  Y justamente porque el alma es el compendio de incontable cantidad de diversas partículas elementales de inteligencia de tipo sustancial, entonces ella puede también ser dividida ya que es un ser que ha sido compuesto por varios elementos. Un ser, que si bien forma y representa algo compacto, pero que es capaz de se dividido infinitamente. TyL1.52.5

Si bien el espíritu no tiene forma, pero es justamente aquel ser que crea las formas. Y recién, cuando las formas han sido creadas, él mismo puede manifestarse y actuar en justamente estas formas creadas. TyL1.52.9

En otras palabras, cada fuerza que quiera manifestarse como tal, tiene que poner una fuerza contraria. Recién con la ayuda de este punto de apoyo creado, una fuerza puede manifestar externamente su acción y ser perceptible. TyL1.52.10

Por tanto, el espíritu es equivalente a la luz, que si bien eternamente permanecerá siendo luz en sí misma, pero no será visible ni perceptible hasta que no haya un objeto que sea iluminada por ella.  TyL1.52.11

La luz surge constante y regularmente, por ejemplo, del sol. Pero sin objeto alguno ningún ojo puede darse cuenta de su existencia. Una noche sin luna tiene tanta luz que proviene del sol que una noche con claro de luna. Pero en el primer caso, la luz no tiene un objeto allá arriba en el alto éter, por eso es que nadie se da cuenta que la luz existe. Pero si la luna, como un eficaz cuerpo en la noche sobre el alto éter, allí será observado muy visiblemente la luz que proviene del sol. Cualquiera que sabe más o menos de astronomía, se dará cuenta fácilmente de qué manera y de dónde es iluminada la luna por el sol.  TyL1.52.12

Ahora se entenderá bien qué cosa es el espíritu: Es la luz que se genera de su propio calor, de eternidad en eternidad. Y es igual al calor del Amor y igual a la luz de la Sabiduría.  TyL1.52.14

Por eso, un ser humano que tenga más o menos una perfecta alma, pero que tenga poca luz o ninguna luz, no poseerá mucha actividad, o ninguna actividad dentro de su alma y tampoco en su cuerpo. Pero si la luz llega a su alma, entonces ella entrará en acción en la medida que entre la luz dentro de sí.  TyL1.52.15

miércoles, 27 de septiembre de 2017

El tiempo y la eternidad

El Señor: »Lo que es la eternidad dentro de Mi ámbito, esto nunca lo podrías asimilar y seguir viviendo; por este motivo es imposible demostrártelo de manera perceptible. Pero seguramente comprenderéis lo siguiente: La eternidad es para el espíritu lo que el tiempo es para el cuerpo - con la única diferencia que el tiempo acaba con todo que forma parte de su ámbito, mientras que la eternidad no acaba ni con un solo átomo.

El tiempo se manifiesta en un movimiento continuo de toda clase de cuerpos creados; porque si estos no se movieran -por ejemplo, los astros en sus órbitas- se atraerían por su fuerza de atracción, con lo que Soles, Tierras, Lunas y toda clase de seres vivos pronto irían a formar un montón infinito caótico... Con el resultado que este por su compresión infinitamente elevada finalmente se encendería y se destruiría...

Pero como para la conservación de todo, entre lo ínfimo y lo más grande, todo tiene que moverse en distancias adecuadas bien definidas, los ciclos que continuamente se repiten siguiendo a las mismas leyes pueden ser contados.

La consecuencia de la continuidad del movimiento -que es el desgaste de las partes que se rozan y que de esta manera más o menos lentamente se consumen- ya caracteriza el tiempo que devora todo...

Por eso, todo lo que es temporal también es perecedero, porque las unas cosas perecen y las otras tomarán su lugar - con lo que la medida del tiempo está determinada conforme la desaparición las cosas y la vuelta de ellas.

¡Pero tratándose de la eternidad el caso es el extremo opuesto! Porque todo movimiento es aparente, dado que en el fondo en todas las cosas reina un sosiego perfecto.

En el ámbito del tiempo el sosiego es aparente.

Pero aun así la piedra más dura, en sus elementos incontables, está en continuo movimiento, porque no hay nada que realmente esté en sosiego.

Para ilustrártelo, voy a darte un ejemplo muy acertado:

Si quisieras ir de aquí a aquel volcán lejano, tendrías que ponerte en movimiento y, paso a paso continuar andando hasta que tal vez después de tres días hayas llegado.

En la eternidad cada uno puede prescindir de ir caminos, porque puede quedarse en el mismo sitio y con sus pensamientos irse de viaje a lugares increíblemente lejanos, para que allí con plena consciencia pueda observar todo, mientras que su personaje no se mueve ni un palmo de aquel lugar en que todavía se encuentra en su sosiego dulce y continuo - eso, por supuesto, observado desde mi ámbito.

Imagínatelo así, como si estuvieras descansando en un lecho cómodo, soñando que estabas corriendo y bailando de alegría porque ibas a hacer un viaje de placer.

Ahora comprende: Aun con todos los movimientos en tu sueño no habrás hecho ni el menor desplazamiento de tu persona...

Así está concebida la eternidad, pero de una manera todavía inconcebiblemente más perfecta de lo que tú ahora puedes imaginártela. Porque ve: Tras el movimiento se marcan el tiempo, la destrucción, el carácter transitorio y finalmente la muerte de todas las cosas, mientras que el sosiego causa la conservación, la inmortalidad y la Vida eterna más perfecta -totalmente parecida a la Mía- de todos los seres que en el amor y en su espíritu vivo me parecen perfectamente.

Igual que Yo no tengo que hacer viajes para llegar de una eternidad a otra, tampoco mis queridos necesitan desplacerse personalmente para poder contemplar todos los infinitos milagros sino, igual que Yo, disfrutarán de la Vida eterna en un sosiego eterno - aunque nunca estén conscientes de este sosiego, sino de una eterna actividad sumamente bienaventurada, a pesar de que esta está mantenida precisamente por ese eterno sosiego espiritual-personal.

De modo que ves, mi querida Yemila, que así es la eternidad, y aquí tienes la diferencia entre ella y el tiempo mortal...

En lo que en la eternidad se refiere al curso de los acontecimientos, este es comparable con él del tiempo; con lo que puede haber eternidades igual que tiempos... sólo que la duración de la eternidad pasa más bien desapercibida - al contrario de la del tiempo, porque el tiempo nunca reproduce lo pasado, mientras que la eternidad mantiene lo pasado y lo futuro permanentemente en el presente..«

Fuente: gobd1.184.6-20