martes, 20 de febrero de 2018

Sobre la ira

Dice el Señor: 

«Amigo Mío, ¡deja que se vaya la ira fuera de ti!

Si Dios no hubiera determinado que este mundo sea una taller en donde se pueda probar la vida, Yo Mismo no hubiera venido a vosotros para mostraros el mejor y más verdadero ejemplo de vida a seguir. El mundo es por tanto un taller en donde cada hombre tiene que ejercitarse constantemente hasta alcanzar su pleno renacimiento espiritual. Los ejercicios deben llevarse en toda paciencia, mansedumbre, humildad y amor. Y todo esto a través del camino de la abnegación más extrema.

Si los hombres de esta tierra quieren convertirse en hijos de Dios para siempre, como puedes tomar aquí un ejemplo en Rafael, a quien conoces bien, entonces deben aceptar con gusto  los medios prescritos por Dios para alcanzar el propósito más elevado de la vida durante este tiempo que dura la vida que está a prueba. Tiempo que dura solo poco y vida que tiene que ser llevada en toda paciencia y sumisión a la Voluntad del Padre omnisapiente.»
gej10.006.13

El alma y el espíritu

El alma es estudiada por la psicología ("psykhe" en griego significa alma). La inteligencia, el raciocinio, los gustos, la percepción de lo bueno y lo malo y el enamoramiento son los sentidos del alma.

El Amor, la Voluntad, la Verdad son sentidos del espíritu. El alma no tiene la capacidad de entender/razonar estos conceptos. ¿Cómo describir lo que es el verdadero Amor, o la Voluntad? ¿Qué es la Verdad? ¿Qué es el Espíritu Santo o Dios? Todos conceptos que están más allá del alma. Pero que nuestro espíritu sí puede comprenderlos si está despierto.

El médico Carl Gustav Jung estudió al espíritu pero lo denominó el inconsciente, ya que en el mundo científico hablar de alma y espíritu está mal visto. Sin embargo descubrió que el ser humano tenía algo más que solo el intelecto del alma.

sábado, 17 de febrero de 2018

El Señor explica los cuarenta días en el desierto de Jesús.

20 de marzo de 1864.

1 Continuación de la explicación de esos versículos que durante mucho tiempo habían sido una piedra de escándalo para todos los eruditos como también para muchos de los teósofos del mejor tiro y grano.

2 Entre los versos, de los cuales hay muchos, sobre todo en los Evangelios según Mateo (Mt 4:5) y según Lucas (Lc 4:9), también pertenecen aquellos en los que se habla de cómo Yo fui conducido por el Espíritu al desierto, en donde ayuné durante cuarenta días y noches completos y hasta que al final Me dejé tentar tres veces por el diablo, porque ya estaba con mucha hambre.

3 Por supuesto que esta historia es un absurdo completo desde el punto de vista terrenal material, porque nadie, como hombre completamente natural, puede permanecer tanto tiempo sin comida ni bebida, ya que la cuarta de ese tiempo sería suficiente para cada hombre pierda la vida física. ¡Además, cualquiera podrá comprender bien que en un desierto real se puede obtener algo de comer y beber apenas para la emergencia más extrema! Uno tendría que contentarse a lo sumo aquí o allá con los escasos musgos más escuálidos, los arbustos de cardo marchitos y cosas por el estilo, y caminar durante horas hasta que uno quizás llegue a algún lugar con agua estancada para saciar la sed.

4 Es obvio que tal ayuno de forma natural solo puede tener lugar a lo sumo en aquellos animales que se someten a la siesta de invierno, pero nunca en los seres humanos, de los cuales ninguno podría mantener la vida física durante ocho días sin comida ni bebida.

5 Pero un crítico al estilo de los zelotes* presenta aquí la siguiente objeción: "Lo que pasa es que Yo no era sólo un hombre completamente natural, sino también Dios al mismo tiempo, y la Divinidad en Mí fue capaz de mantener Mi cuerpo físico con vida durante los cuarenta días y noches, sin comer ni beber." — Pero Yo digo en contraposición: si esto hubiera sido el caso, entonces Yo no he ayunado; porque solo la comida natural, incluso la dada directamente por Dios, tiene el poder de nutrir y sostener el cuerpo humano. ¿Acaso no es entonces lo mismo que alguien sea nutrido, sostenido y fortalecido, directa o indirectamente, por la Fuerza y el Poder divinos? —

    * zelote, sinónimo de persona radical; creyente celoso, afanado y apasionado.

6 En Asia, en especial en algunas cuevas de la alta India, todavía hay hoy en día un tipo peculiar de aire, en el que un hombre puede pasar muchas semanas sin comida ni bebida, por lo que se las denomina las "grutas de la vida". Ellas presentan una exhalación tan fortalecedora y nutritiva que nutre y sostiene al organismo del cuerpo humano tan bien que equivale a un alimento magro y una bebida moderada.

7 Estas cuevas, así como la tierra circundante en un área bastante extensa, fueron y aún se consideran como sagradas y sirven como refugio a muchas personas pobres que van de peregrinación, a menudo durante meses; Porque en primer lugar, ellos se nutren en tales cuevas y, especialmente los enfermos, se fortalecen de una manera peculiar que, por lo tanto, vuelven a estar sanos.

Cuando a menudo no existen suficientes cuevas, entonces se hacen huecos en el suelo de la región mencionada en donde se colocan a los enfermos y a los hambrientos, algunos son puestos en una especie de ataúdes perforados, pero la mayoría de ellos son colocados completamente desnudos (dejando solo la cabeza envuelta con un paño) y tapados con tierra de unos 30 centímetros de espesor. Allí pueden reposar durante varias semanas. Con el tiempo ellos son fortalecidos y curados de sus enfermedades diversas a través de un fluido magnético y de tal manera que ya pueden retornar a su casa. Por supuesto todo esto bajo previo pago de una ofrenda a los sacerdotes que guardan estas grutas y tumbas.

Y en segundo lugar, estos peregrinos nutridos y curados atraen (como testigos vivientes de este milagro y que saben describir bien con colores muy vivos) a muchos extraños que cargados con grandes tesoros viajan a estas cuevas y tumbas para dejarles a los sacerdotes una cantidad considerable de oro y plata por los fenómenos que se presentan en aquellos lugares.

8 Ahora surge la pregunta: ¿de dónde toman estas cuevas y el suelo circundante tales nutrientes? - La respuesta no será difícil de entender para un investigador científico.

9 El alto Tíbet está en posesión de grades cadenas extensas de las montañas más altas de toda la superficie de la Tierra. Estas muchas montañas extremadamente altas y con picos de glaciares atraen constantemente la parte más fuerte del fluido electromagnético, en su mayor parte del norte y, como intercambio, también desde el polo sur mismo.

El fluido electromagnético que viene desde el norte (con polaridad positiva) se unifica (sobre todo en las partes que están más al lado sur de este gran macizo montañoso) con el fluido negativo que proviene del sur y surge así una sustancia de vida muy peculiar que, a menudo, es tan poderosa que las ramas cortadas de los árboles que reposan en el suelo, en vez de secarse empiezan a enverdecer y a echar nuevas raíces en la suelo y para volver a ser árboles. Por ese motivo es que se encuentra aun hierba exuberante, vegetación y arbustos en altitudes de unos 14.000 pies por encima de la superficie del mar. Este fenómeno difícilmente sucede en otra parte de la superficie de la tierra.

10 He puesto este ejemplo aquí para mostrar que se puede ayunar muy bien cuarenta días y cuarenta noches en tales regiones bajas y altas de Indoasia, regiones que están a una altura de 1500 metros hasta 2500 metros y como también se pueden cultivar los viñedos más exuberantes.

Pero en un desierto, al menos en el desierto lleno de piedras de Arabia y, en especial, en el desierto africano del Sahara, que alguien intente ayunar durante cuarenta días y noches y Yo le garantizo que ese tiempo se convertirá en una momia perfecta. En la región de Galilea, así como en Canaán y Samaria, no había tal desierto en mis días, en el cual, para ser saciado, hubiera sido necesario hacer pan de las piedras.

Y Yo, como Dios y como hombre, no tuve esa necesidad para sobrevivir, como ya se dijo; porque si Yo hubiera tomado algún alimento natural en el momento, aunque sea de lo más magra, entonces Yo no habría ayunado, según el concepto de los zelotes. Y si me hubiera dejado mantener y fortalecer por la Divinidad, entonces tampoco hubiera ayunado como tampoco ayunan los peregrinos de las cuevas descritas anteriormente en el alto Tíbet. Y así pues, Mi ayuno, que se describe en el verdadero evangelio del Pseudo-Mateo, es un concepto completamente incomprendido, al igual que muchos otros conceptos más. Como por ejemplo, el de la tentación del diablo que se relata en forma literal al final de este ayuno, en donde Yo, por alguna razón, habría permitido que venga sobre Mí. Razón que Yo, incluso con la ayuda toda Mi Sabiduría infinita, no supiera explicar.

12 Porque, ¿qué es el diablo o Satanás? Es la materia muerta y la suma de los espíritus atados en ella y por lo tanto encarcelados, a menudo durante un tiempo muy largo. Justamente es en los desiertos en donde estos espíritus están fijados y encarcelados de la forma más intensa posible, allí en donde reina mucho más la muerte que la vida.

13 Entonces, si ahora sabemos lo que es el diablo o Satanás y que Yo Mismo soy el más alto Amor y la más alta Sabiduría desde la eternidad, ¿por qué motivo hubiera tenido Yo, ser tentado de tal manera por Satanás? Manera que cualquier hombre, con una capacidad mínima de lúcido pensar, solo le quedaría mover la cabeza en desconcierto total.

Yo, sin la necesidad de recibir su consejo, pudiera haber conseguido pan y bebida para alimentar Mi persona física, porque muchas veces Yo pude alimentar varias veces a muchos miles con muy pocos panes, y muchas veces pude llenar las despensas vacías de los pobres creyentes con pan, harina y similares y llenar de vino sus odres vacíos que reposaban en sus bodegas.

14 ¿Y por qué debería haberme dejado transportar por el tentador sobre el pináculo del templo en Jerusalén?

    *pináculo = Parte superior y más alta de un edificio o templo.

Para este propósito también hubiera sido suficiente un alto muro de roca, sobre el cual Yo no podría haber sido visto y observado por tantas personas que siempre estaban alrededor del templo.

Si hubiera estado realmente sobre algún remate sobresaliente del pináculo del templo, con seguridad uno u otro hombre me hubiera preguntado cómo es que Yo he subido allí y qué estoy haciendo allí y qué busco. Y no se me hubiera dejado regresar al desierto tan fácilmente desde este punto y, sin duda, en Jerusalén, se hubiera hecho una nota y un registro o reporte sobre tal suceso.

Al final del relato, el diablo quiere ser adorado sobre la cima de una montaña cuyo nombre no especifica el evangelista (probablemente por la sencilla razón, porque el autor de Sidón conocía demasiado poco la geografía del interior de Galilea o Canaán y por lo tanto también decidió tomar alguna  montaña de nombre desconocido, sobre la cual, Yo, como el dueño de toda infinitud, habría de estar). Que si Yo adorara al diablo, él me regalaría los reinos de esta Tierra, que con todas sus extensiones es para Mí la nada. Y entonces recién después de esto Yo le di el "consilium abeundi" (latín: "el consejo de que se retire." Consilium = consejo; Abire = que se vaya).

16 Sí, es cierto que en este relato (que ha sido tomado del relato hecho por el verdadero evangelista Mateo aunque totalmente mal interpretado e incomprendido) hay un poco de verdad, pero no es en absoluto un tema material.

17 Yo, como hombre me retiré realmente de la casa de José durante cuarenta días y fui a las cercanías en donde Juan el Bautista, en diferentes lugares de la región de Jordania, daba sus sermones que invocaban a la penitencia; y también Me preparé en Mi naturaleza humana para lo que efectivamente hice poco después.

No hace falta decir que Yo, como ser humano, viví moderadamente durante este tiempo, porque, como carpintero que soy, nunca fui un glotón ni disipador*.

    * disipador = Que destruye y malgasta la hacienda o caudal.

18 Yo penetré con Mi Espíritu no solo toda la Tierra, sino toda la creación material infinita. Con la finalidad de efectuar (de la manera más diligente y más fácil, la completa liberación de todos los Yoes de los espíritus encarcelados en la materia y entregarles la completa independencia de todas sus esencias restablecidas) Yo realicé esta análisis-prueba en la unión de Mi cuerpo con Mi espíritu. Y mirad, aparecieron ante Mí mismo y dentro de Mí tres posibilidades perfectas:

19 La primera que consistía en disolver toda la creación material en un momento y dar a los espíritus atrapados en ella una existencia de criatura. Existencia en la cual Me reconozcan muy bien, sin embargo, nunca podrían ser completamente iguales a Mí.

20 En segundo lugar, dejarlos en la materia por un corto tiempo, para luego resucitarlos sin los muchos procesos de pasos o niveles de encarnación; luego dividirlos en ciertas asociaciones o agrupaciones y, así, dejarlos que sigan existiendo. Pero en este caso ellos podían fácilmente despeñarse (caer en el abismo) desde los altos pináculos de sus capacidades de reconocimiento, esto porque tendrían que estar dotados y formados en sociedades con grandes capacidades intelectuales. Si sucediera esto entonces a Mí no Me quedaría otra cosa que volverlos a encarcelar por segunda vez en una materia mucho más fuerte.

21 En tercer lugar, también existía la posibilidad de despertar, de una sola vez, a todos los espíritus atrapados y ponerlos en el nivel de los grandes espíritus creados desde el origen, pero cada uno por separado. Pero esto sería equivalente a exponerlos a la soberbia original y, con esto, habría hecho, del único hijo perdido, innumerables eones de hijos perdidos que tuvieran el verdadero camino de regreso a casa mucho más difícil de encontrar.

Y así pues, fue que estas tres grandes ideas resultaron no ser aptas para Mí y tuve que rechazarlas y a cambio aceptar el "camino", es decir, que Yo Mismo, gracias a Mi completa Divinidad, rompería y caminaría un camino para que sea el único válido para toda la eternidad. Camino con el cual todas las criaturas puedan alcanzar el máximo grado de libertad e independencia, similar a la que tengo Yo.

22 Y mirad, en esto consiste espiritualmente Mi ayuno y el relato material del evangelista sobre la tentación del diablo en Mi Persona.

23 Este tema evangélico ha de ser aceptado, creído y entendido de esta manera. Pero quien no quiera y a cambio acepte la interpretación materialista, tendrá que esperar la explicación y el entendimiento ya en el gran Más Allá. Y hay muchos que esperan la verdadera explicación y sin tener la culpa. Por lo tanto, tales creencias materialistas no se les contarán como pecado. Al contrario, con el tiempo serán iluminados en el interior hacia un estado del alma más brillante. Porque, ¿cómo se puede amonestar a las muchas personas ciegas por un mal en el que no tienen la más mínima culpa?

24 Todavía quedan dos preguntas fáciles que se responden casi por sí solas.

25 La primera es: ¿Por qué Yo, como Dios y Señor omnisciente y todopoderoso, he permitido que Mi Palabra (que fue dada a los apóstoles y a muchas otras personas más) haya sido propagada, a menudo de la forma más contradictoria posible, por tal u otro evangelista? ¿Por qué hice tan poco de Mi parte para evitar tales errores?

26 Esta pregunta es la misma que si alguien Me preguntara, por qué en esta Tierra no he hecho que crezca sobre el suelo únicamente trigo, maíz y cebada y frutas nobles y árboles frutales.

Creo que esta pregunta no necesita ser respondida en detalle, ya que desde hace mucho tiempo la humanidad ha aprendido de la experiencia que no hay una sola hierba en toda la tierra con la cual, si se usa correctamente, no se pudiera preparar algo útil o saludable. Es decir, todo hierba mala siempre tiene alguna utilidad y propiedad curativa.

Los farmacéuticos y los médicos son los que mejor deberían entender que con solo trigo puro, o grano o cebada no se puede curar ninguna fiebre, eliminar algún eritema* o aliviar alguna acidez estomacal.

* eritema = Inflamación superficial de la piel, caracterizada por manchas rojas.

27 Como sucede en este caso, que todo tiene su utilidad y propósito, también las muchas personas irracionales y supersticiosas en esta tierra tienen utilidad y propósito.

Porque si todos los que vienen a este mundo fueran iguales, iluminados como un arcángel Rafael y sujetos a cuerpos físicos lentos y llenos de inercia, entonces ningún ser humano se movería, ni se pondría a reflexionar sobre algo y tampoco haría ningún esfuerzo para buscar la verdad y encontrarla. Pronto habría un letargo general en el que ya que nadie podría beneficiar o dañar al otro.

De esta manera, es decir, recién a través de la estupidez y la oscuridad, los hombres capacitados con inteligencia más clara son puestos en una actividad diligente. Cuanto más amenace esta oscuridad con propagarse, tanto mayor será el entusiasmo y la energía con la que se buscará compensar. Y al final ellos obtendrán una gran alegría cuando, a través de su entusiasmo, hayan conducido a un montón de necios ciegos al camino de la luz.

28 Para esto sirven pues los evangelios que se contradicen entre sí en el sentido material o literal. Sin embargo, ellos contienen el Espíritu puro que cada uno, que sea solo un poco iluminado de Mi parte, puede encontrar.

29 Pero en lo que se refiere a la llamada humanidad común, que en su simplicidad ciega, como la de los niños, confunde una moneda hecha de latón con un ducado verdadero, esto no le daña. Porque vosotros sabéis que en la casa de Mi Padre hay muchas moradas y escuelas en las cuales esas almas espiritualmente empobrecidas pueden alcanzar y alcanzarán la luz verdadera.

Y esta es también la razón por la cual Yo tengo paciencia y cargo con las instituciones divinas de esta Tierra a las que les falta inteligencia, raciocinio y sentido.Pero claro, todo necesita su tiempo y duración. ¡Lo que todavía florece hoy puede marchitarse y morir mañana! - Esa sería la respuesta a la primera pregunta.

30 Y la segunda pregunta es: ¿Cómo es posible que Yo, que soy la más alta Sabiduría desde la eternidad, realice un análisis-prueba conmigo Mismo con el fin de averiguar de qué manera todos los espíritus encarcelados en la materia puedan pasar, de la manera más adecuada, a un estado de libertad e independencia?

31 Bueno, por supuesto que esta pregunta parece ser más difícil de responder que la primera. Pero Yo solo digo lo siguiente: ¿Acaso no puedo permitirme Yo, como el ser más sabio de todos, tener a veces el placer de analizar un poco o hacer una prueba, junto a Mi Amor en Mi Interior, para ver qué sería lo mejor y más apropiado en cuestiones de gran importancia en la Creación?

¡Tal análisis-prueba conmigo Mismo Me genera una gran dicha, como también pasa con todos los espíritus angelicales más sabios en toda la infinitud similares a Mí! - Si tal reflexión más profunda sobre un tema de gran importancia sirve a un hombre bueno y sabio de esta Tierra como un placer grande que lo llena de felicidad, ¿por qué debería Yo prescindir por completo —como el Creador original de todos los innumerables pensamientos y deseos en los seres humanos y en los ángeles— del placer de pensar divinamente?

32 Bien pude haber colocado todas las cosas de tal manera que los frutos (que normalmente crecen en forma muy gradual) maduraran tan rápido como cae la lluvia, el granizo y la nieve sobre la tierra en el suelo al igual que el maná para los israelitas en el desierto, o que por lo menos maduren en los árboles y arbustos de un día al otro. Pero pienso que, de acuerdo a Mi sabio análisis, todo está mejor organizado en esta Tierra, tal como lo está establecido ahora.

Después de todo, los humanos tienen tanta alegría en un árbol lleno de flores como en el que cuelgan ya las frutas maduras.

33 Tales preguntas, que con el tiempo pudiera plantear aquí y allá cualquier estudioso de alta erudición, se asemejan bastante a aquellas preguntas de los antiguos y absurdos filósofos del mundo que planteaban la pregunta más importante: ¿Qué creó la Divinidad primero: el huevo o la gallina?

¡Porque sin el huevo ni un gallo ni una gallina podrían haber nacido, y sin la gallina y un gallo, ningún huevo fecundado podría ser traído al mundo! - Pero Yo digo: ¿Acaso el nacimiento de un sol central o de otro tipo de sol o de un planeta requirió también de un huevo precedente? Porque Quien sea capaz de crear estas grandes cosas por Sí mismo, también tendrá el permiso, ante la gran erudición de los hombres de este mundo, de crear primero indistintamente, ya sea el huevo o las gallinas junto a los gallos.

34 El primer par humano no necesitó de un huevo para salir de él. El hombre, como cualquier otra criatura, fue inmediatamente puesto en el mundo material, incluso con la capacidad reproductiva para su uso posterior. Acto que es mucho más natural que si Yo hubiera puesto previamente puros huevos la Tierra que con la ayuda del calor de la luz solar eclosionaran en todo tipo de criaturas.

35 Pienso que con esto vosotros tendréis una respuesta clara también a la segunda pregunta; y, por lo tanto, que no se hable más sobre Mi ayuno de cuarenta días y noches, ni sobre Mi tentación del diablo en el desierto.

Bien por ahora, en la próxima vez veremos otro texto de los evangelios, que no concuerda con el intelecto puro y la razón pura.

Amén.
dadi3.640320-(3)

miércoles, 14 de febrero de 2018

La carroña en el desierto

»Si os dicen: "¡Mirad, Él está en el desierto!", entonces no vayáis; si os dicen "¡Mirad, Él está en la habitación cerrada!", entonces no lo creáis!« (Mateo 24:26 ) — »Donde hay una carroña, allí se reunirán las águilas.« (Mateo 24:28).
12 de enero de 1844 en la tarde.

1 ¡Solo escribe lo que tenéis!

2 »Si os dicen: "¡Mirad, Él está en el desierto!", entonces no vayáis; si os dicen: "¡Mirad, Él está en la habitación cerrada!", entonces no lo creáis!« — »Donde hay una carroña, allí  se reunirán las águilas.«

3 Acabáis de elegir textos que contienen lo que necesitamos para nuestra causa como un escudo abierto justo al frente de la nariz. Sería realmente sorprendente que, incluso con la simple mente, vosotros no lo percibierais bastante bien a la primera vista.

4 Porque ¿qué es un desierto? Un desierto es un suelo en donde no hay vida. Pero, ¿qué es un desierto espiritual? Ciertamente nada más que un campo o un terreno sobre el cual Yo no camino y, por lo tanto, nunca se Me podrá encontrar.

5 Pero, ¿en dónde se encuentra este campo o terreno que se busca tan a menudo para encontrar la verdad y la razón de la vida? - ¡Es este suelo y este campo no es nada más que toda la literatura! Y entonces este texto también podría llamarse:

6 »Si alguien os dice: "¡He aquí, la verdadera Sabiduría! ¡La Verdad viviente está en los libros, leedlo y la encontraréis!". Pero ante esto, Yo os digo: "¡No salgáis a ese desierto; porque allí no encontraréis ni la Sabiduría, ni la Verdad viviente e interior!". Más bien Yo os digo: "¡Entrad en el Amor hacia Mí y hacia vuestro prójimo, buscad en la acción Mi Reino, entonces así se os dará todo lo demás en la máxima abundancia!"«.

7 Yo pienso que no hay necesidad de una explicación más detallada de este texto, ya que su significado es demasiado tangible. Tan ligero como el primer texto, el segundo es igual de fácil, según el cual nadie debería creer en la interpretación de que Yo estoy en las habitaciones cerradas o cámaras.

8 Pero ¿qué son estas "cámaras" o habitaciones cerradas? - Las cámaras son, en el sentido natural, cuartos secretos, en los que no es común que algo guardado allí salga a la luz. Usualmente son, en mayor o menor grado, talleres de maquinaciones políticas. Cada persona tiene dos cámaras (aurículas) en el corazón y nunca sabe lo qué está pasando en ellas. Bien, ahora sabemos ya lo suficiente sobre el significado natural de una cámara. Incluso el llamado trastero (cámara de trastos) contiene usualmente objetos que están cerrados para el público. Y el dueño de tal trastero a menudo apenas sabe sobre las cosas inservibles que han sido entregadas a la descomposición y a los hongos.

9 Pero, ¿qué es una cámara espiritual después de un ejemplo tan natural? No necesito daros Mi propia explicación, sino solo presentaros algunas de esas cámaras, y así sabréis en el acto cómo entender esto. Estas cámaras espirituales son: todo tipo de credos religiosos, sectas, asociaciones monásticas, cónclaves ('lo que se cierra con llave'), todo tipo de misticismos, concilios, consistorios ('lugares de reunión'). Tenemos suficiente, porque vosotros mismos podéis pensar en muchas de estas asociaciones, congregaciones y hermandades. Todos ellos encajan aquí.

10 En consecuencia, el texto podría ser explicado de esta manera: "Si os dicen: 'El Reino de Dios o la Verdad viviente o la Doctrina pura de Cristo está en tal o cual credo religioso o tal secta', etc., o '¡Esta es la única* cámara capaz de salvar las almas!', entonces no lo creáis; ¡porque el Señor está solo con aquellos que Le aman en el corazón y en las obras!".

* "Extra ecclesiam nulla salus" = Dogma de la iglesia católica que significa "Fuera de la iglesia no hay salvación." "La iglesia católica es la única Iglesia de Cristo" (Papa Pio XI Encíclica Mortalium Animos)

11 En donde dos o tres están reunidos en la acción y en Mi nombre o en Mi amor (se sobreentiende), allí Yo estoy en medio de ellos; pero Yo, con seguridad, no estoy allí en donde, en vez ocuparse de Mi Palabra y de Mi Amor, planifican sólo cuestiones mundanas, militares y financieras. Tampoco con aquellos que se llaman Mis sacerdotes y están ideando construcciones, castillos, fortalezas, aparatos industriales y ferrocarriles.

12 También aquí pienso Yo que el texto es tan claro que cualquier persona puede comprender fácilmente que él se ajusta exactamente a nuestro tema, en el que tampoco es suficiente que se ingrese en el secreto como cuando se entra en una cámara, sino que se ponga en acción lo aprendido.

13 Está bien. Pero tenemos un tercer texto. ¿Cómo vamos a traerlo este aquí, para que también sea apto para nuestra causa? ¡Será más fácil que con los dos anteriores!

14 "En donde está una carroña, las águilas se reúnen".

15 En este mundo ¿quién es la "carroña" ante la cual ellos se tapan sus fosas nasales y se asquean cuando se habla de esta carroña? ¡Lamentablemente, Yo mismo tengo el honor de ser esa la carroña!

16 ¿Quienes son el águila (que se ha vuelto algo poco frecuente en estos tiempos)? - ¡Ellos son los pocos verdaderos amantes de Aquel que anuncia este mensaje aquí! Estos pocos amantes tienen una mirada muy aguda y una nariz bien afilada; es decir, ellos tienen un profundo sentimiento de vida y, en consecuencia, un juicio infalible, que en conjunto es la fe viva.

17 ¿Por qué las águilas se juntan donde está una carroña? Porque ellas sienten que su instinto les dice: "¡Aquí hay para nosotras un alimento vivo!" Por lo tanto también vuelan hacia allí y se satisfacen en abundancia.

18 Así sabe mi verdadero admirador y amante que Yo soy un verdadero Pan de Vida eterna, y este Pan es Mi Amor; Lo disfrutan al máximo y por lo tanto se alimentan de una vida que nunca les será quitada.

19 El hambriento sabe bien que debe comer el Pan verdadero si quiere llegar a saciarse. ¿Pero quedará también saciado, si alguien le da un libro de cocina en lugar del Pan?.

20 O ¿qué cara pondrá un águila si es capturada y encarcelada en un trastero? ¿Podrá saciarse con los objetos enmohecidos y descompuestos? ¡Ciertamente que no! ¡Se debilitará en él y la muerte vendrá sobre ella!

21 Por tanto ¡no entréis en las cámaras en las que se descompone la carroña de la muerte, la carroña de Balaam (profeta que fue en contra de la Voluntad de Dios), la carroña de paganismo y la idolatría, sino más bien volad, como las águilas,  hacia las alturas y vosotros percibiréis fácilmente en dónde está la carroña que os trae la vida!

22 La altura es el reconocimiento puro de Mi Palabra, y la carroña es la Palabra viva, que se ha convertido un asco para el mundo, y el mundo la huye como de la peste, cuando presiente a la Misma.

Si queréis averiguar esto, tan solo empezad a hablar a algún hombre mundano de número uno: acerca de la Biblia, y luego, número dos: sobre la posibilidad de una palabra viva, que está en el interior del ser humano, que es una Palabra que proviene de de Mí, entonces, en el mejor de los casos, este hombre mundano os dirá que estáis aptos para ir al manicomio. O en una caso algo peor, os denunciará inmediatamente como enfermos mentales peligrosos para el estado. Momento en el que es mejor que os alejéis de su esfera.

23 ¡De todo esto queda claro Quién es pues la "carroña" y quienes las águilas y qué las "cámaras" y qué el "desierto"!

24 ¡Por eso no vayáis ni al desierto ni a las cámaras, sino buscad la carroña en la libertad de vuestro espíritu y así encontraréis la verdadera vida!

25 Pienso que esto estará claro de nuevo; pero por eso pasemos, para la próxima vez, a un próximo sol central!

Aclaraciones de las Escrituras, capítulo 14.

martes, 6 de febrero de 2018

La Naturaleza del miedo

Pregunta Yarah: «Señor, ¿cuál es la naturaleza del miedo? En especial en aquellos que Te conocen, creen en Ti y Te aman, ¿por qué, a pesar de todo, aun tienen miedo?»

El Señor: «Se debe a que ellos no han expulsado por completo el antiguo mundo. ¡Aun quedan algunas cosas mundanas en sus entrañas! Si ya se hubiesen librado totalmente del mundo, como es tu caso, no volverían a tener miedo de nada, como tú. Y sería imposible que lo tuvieran porque el Espíritu es tan fuerte que puede dominar a toda la naturaleza.

¡Mira, ahora estamos en la cima de un monte que nunca ha sido pisado por hombre alguno!     Como ves, sus paredes son tan escarpadas y empinadas que no es posible subirlas ni bajarlas de modo natural; también has visto que, después de haber ascendido de manera natural hasta la mitad del monte, ya no había posibilidad de seguir subiendo porque las paredes eran perpendiculares. El capitán y todos los demás con quienes hemos subido se preguntaban: “¿Qué haremos ahora?”. Sin embargo, Yo subía contigo por ellas y todos los demás nos seguían sin fatigarse. ¿Cómo fue posible eso?

Esto fue posible gracias al espíritu que mora dentro del hombre. Yo desperté durante la subida el espíritu de cada uno de ellos. Estos espíritus fueron los que cargaron y llevaron sus cuerpos físicos hasta esta cumbre en donde nos encontramos.

Sin embargo, sus espíritus (aun no acostumbrados a tal actividad, una vez llegados a la cima y al poco tiempo después que Yo los soltara un poco) entraron de nuevo dentro de sus cuerpos físicos con el fin de descansar. Y así pues el alma de sus cuerpos se llenó nuevamente de miedo.

Si sus espíritus en sus corazones hubiesen permanecido despiertos por completo, no habrían tenido miedo. ¡Porque el espíritu mismo habría llenado sus almas de la confianza más luminosa y habría puesto en el corazón la convicción más viva de que toda la naturaleza está bajo sus órdenes!

Pero como esto no es posible de forma duradera a causa del mundo antiguo que todavía albergan una parte de él en sus almas. Almas que todavía son afectadas por el miedo mundano, como has podido comprobar ahora.

El alma del hombre puede tomar dos caminos: el camino incorrecto en donde el alma se introduce e identifica con su carne. O el camino correcto en donde el alma se entrega a su espíritu, que siempre es uno con Dios, así como la luz solar es una con el Sol.

Si un alma se compenetra e identifica con su carne (que de por sí está muerta y su existencia es solo temporal), entonces ella se vuelve en todo una con la carne. Esto es el caso cuando el cuerpo físico no experimente ningún daño y reciba la vida de su alma.

Y si el alma continúa integrándose en la carne -de manera que al final acabe siendo la carne misma- entonces una sensación de destrucción se apodera de ella, lo que constituye una característica de la carne. ¡Y este sentimiento es pues el miedo que, finalmente, incapacita y debilita por completo al hombre ante todas las cosas!

¡Caso distinto es el del hombre cuya alma, desde muy joven, ha llevado ya una vida entregada a su espíritu a través de un camino verdadero! ¡Esa alma jamás experimentará alguna posible sensación destructiva! Pues su sentimiento es igual a la constitución de su espíritu que es eternamente indestructible. Ella (el alma) ya no puede ver más ni sentir muerte alguna porque se ha vuelto una con su espíritu eternamente vivo. Espíritu que es un señor de todo el mundo visible natural. ¡Y la consecuencia fácilmente comprensible es que este hombre, que aun vive en la carne, está muy lejos de todo miedo, porque donde no hay muerte tampoco hay miedo!

Por eso también los hombres deben preocuparse de las cosas del mundo tan poco como les sea posible. ¡Más bien deben esmerarse únicamente en que sus almas se vuelvan una con el espíritu y no con la carne! Porque ¿qué provecho obtendrá el hombre si ganara todo el mundo a favor de su carne, pero a cambio su alma sufriera el máximo daño?

Porque también este mundo entero que vemos ahora dentro de un inmenso espacio junto con todos los globos líquidos pasará como maravillas temporales, y también todo este cielo entero con sus estrellas, a su debido tiempo. Pero el espíritu permanecerá eternamente, así como cada una de Mis Palabras.

¡Pero es indeciblemente difícil ayudar a los hombres que se han integrado intensamente en las cosas del mundo, porque ellos miran y ponen su vida en las cosas vanas del mundo, viven con un miedo constante y, finalmente, son inaccesibles por la vía espiritual! ¡Acercarnos a ellas por la vía de la naturaleza o del mundo no solo no les serviría de nada, sino se les favorecería su juicio y, con él, la muerte del alma!

El hombre mundano que quiera salvar su alma deben poner el máximo empeño en ello y empezar a renunciar al máximo a todas las cosas mundanas que le agradan. Si lo hace con gran esmero y mucho celo, se salvará y entrará en la vida verdadera. Pero si no lo hace, entonces no se le podrá ayudar por otros medios, excepto mediante grandes sufrimientos provenientes del mundo que le enseñe a despreciar el mundo y sus maravillas, a volverse a Dios y, de esta manera, a empezar a buscar Su Espíritu dentro de sí mismo, uniéndose más y más con Él. Te digo: ¡La felicidad del mundo es la muerte del alma! — ¡Dime tú, Mi queridísima Yarah, si lo has comprendido todo!».


Fuente: gej02.132.4-13

domingo, 4 de febrero de 2018

Dios pellizca

Dije Yo a Yara: «Como te amo tanto, puedo pellizcarte un poco en forma de broma, ¿no?».

Dijo Yara: «Oh, ¡pellízcame todo lo que quieras, no por eso te amaré menos! ¡Porque sé desde hace mucho que Dios hace pasar por todo tipo de sufrimiento a los hombres que Él ama en forma especial! Así que, si Tú, oh Señor, empiezas a pellizcarme intensamente, entonces ¡es porque empiezas a quererme por completo!».

Dije Yo: «Oh, Mi queridísima hijita, Dios nunca pellizca a los hombres que tienen un corazón tan puro como el tuyo, sino solamente a aquellos que, si bien aman mucho a Dios, siguen coqueteando con el mundo de vez en cuando. A aquellos Dios hace que el amor al mundo sea expulsado fuera de sus corazones a través de toda clase de “pellizcos” para que se vuelvan de verdad puros de corazón. ¿Lo entiendes?».

gej02.127.19-21

sábado, 13 de enero de 2018

El verdadero motivo para ser mejor

Cuando un alma empieza a darse cuenta que si persiste en ser malvado nunca alcanzará un estado de bienaventuranza y de libertad, entonces ella misma se volverá enemiga de su antigua maldad. Así que empieza a despreciarla, rechazarla y busca ser mejor desde su interior. Si de vez en cuando cae en el antiguo pecado, ya no se queda allí, sino que se arrepiente y ya no tiene anhelo de volver a cometer la maldad. De esta manera, y poco a poco, sus malas pasiones disminuirán y se enfriarán de tal manera que empezará a haber más luz y claridad dentro de tal alma. Dios le ofrece entonces una nueva sociedad en la que puede practicar la paciencia y el buen orden y la tranquilidad.

Una vez que el alma se ha afirmado completamente entonces ya puede pasar a un mejor estado. Pero esta transición de mejoramiento no debe parecer como si fuera alguna recompensa por haber mejorado, sino como una consecuencia natural de su orden interior. Porque si el alma, que se ha dado cuenta que se ha mejorado, tomara conciencia que su estado mejor fue dado por Mí como recompensa de su esfuerzo dentro de sí, cosa que también lo es según la verdad, entonces el antiguo egoísmo en ella despertaría rápidamente. De tal manera que el alma se esforzaría aun más para ser mejor y más luminosa, pero solo motivada para recibir una recompensa mejor, pero no motivada por ser más pura y mejor motivada por lo bueno en sí mismo.

gej07.119.12-15