viernes, 30 de junio de 2017

¿Puedes hacer algo por Dios?

Sí. Dice el Señor:

"¡Un corazón humilde, que siempre Me está amando, es, para Mí, una piedra preciosa de un valor incalculable en la Corona infinita de Mi eterno Poder divino y Mi eterna Magnificencia divina, y es también como una gota de bálsamo que reconforta Mi Corazón de Padre que arde de Amor, gota que Me reconforta por sobre toda medida y eleva la alegría de toda Mi Divinidad infinita en un grado tal que es impronunciable para ti y delante de ti!"
sole1.98.4

No hay comentarios:

Publicar un comentario