lunes, 15 de mayo de 2017

Dios es mi refugio

Mi Dios,a ti elevo mi voz para pedirte ayuda;
a ti elevo mi voz para pedirte compasión. 

Cuando me siento deprimido, 
a ti te hago saber lo que me angustia.
Tú sabes cómo me comporto.
Hay algunos que a mi paso me tienden una trampa.

Mira bien a mi derecha: ¡nadie me presta atención!
¡No hay nadie que me proteja! ¡A nadie le importo!

Dios mío, a ti te ruego y te digo:
«¡Tú eres mi refugio! ¡En este mundo tú eres todo lo que tengo!»

¡Atiende mis ruegos, pues me encuentro muy débil!
 
¡Líbrame de mis enemigos, 
 pues son más fuertes que yo!

¡Sácame de esta angustia,  
para que pueda alabarte!
 
Al ver que me tratas bien, los justos harán fiesta.

SALMO 142 (141)
David compuso este himno cuando huía de Saúl y se escondió en una cueva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario