¿Cómo Me queréis: como Padre o Dios?

Dice el Señor: 

“Yo soy vuestro Padre, pero también soy vuestro Dios, y fuera de Mí no hay nadie más. ¿Me queréis como Padre o como Dios? Vuestras obras me darán la respuesta decisiva”.

El Amor mora únicamente en el Padre y esta cualidad se denomina el Hijo.

Quien desprecia al Hijo, caerá en las manos de la poderosa Divinidad y perderá su libertad para siempre.

La Divinidad vive también en el infierno, pero el Padre únicamente en el Cielo.

Dios juzga y ordena todo según su Poder, pero la Gracia y la vida Eterna solo está en el Padre, y se llama el Hijo.

La Divinidad mata todo, pero el Hijo (el Amor en Dios en el Padre) tiene Vida, da Vida y resucita al muerto.

Los hombres de esta tierra deben mejorarse a sí mismos para que obtengan la herencia que Dios les ha reservado desde la eternidad.

El Padre pide a Sus Hijos que se dejen amar por Él y que le correspondan en el Amor

El Padre pide a Sus Hijos que se acerquen a Sus Brazos abiertos para que los abrace a Su Corazón y que nunca más se alejen de Él, sino que constantemente vean su Rostro y lean en Sus Ojos cuánto les ama y con qué sinceridad lo dice".

Fuente, Gobierno de Dios, tomo 1, cap. 3. recibido por Jakob Lorber.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tuyo soy, para Ti nací - Poema Teresa de Jesús

Cuerpo, alma y espíritu

El café, las arañas y la Coca Cola