martes, 9 de agosto de 2022

Zenón y el niño Jesús

Zenón era compañero de juegos del niño Jesús. Cuenta la historia que cuando Jesús estando jugando con doce niños ordenó un pequeño juego de dados en el balcón de la casa. Zenón, en contra la voluntad de Jesús, apostó once céntimos a que podía dar tres vueltas sobre la barandilla del balcón sin perder su equilibrio. Tan pronto como saltó a la barandilla, se mareó y cayó, rompiéndose el cuello y muriendo en el acto.

Los padres del niño muerto, llenos de dolor e ira, corrieron al balcón, agarraron a Jesús y quisieron maltratarlo. Pero Jesús se apartó de ellos, bajó donde estaba el niño muerto y le llamó: "¡Zenon! ¡Levántate y da testimonio delante de tus padres ciegos si fui Yo quien te tiró al suelo y te mató!" Aquí el niño muerto se levantó y declaró que no había sido asesinado por Jesús, sino por su pecado de avaricia y prisa vergonzosa, y que Jesús le devolvió la vida. Entonces los padres se postraron ante Jesús y adoraron el poder de Dios en Él.

Fuente: Ijj290

lunes, 1 de agosto de 2022

El testimonio del pecado

El Señor:

«El pecado 

da al hombre 

el testimonio 

de que es hombre;  

¡Sin él sería un animal!»

gej02.28.14


¡El hombre que no tenga la capacidad de actuar en contra de las leyes dadas no sería hombre sino un animal!


gej02.28.13

viernes, 29 de abril de 2022

El tamaño del corazón humano. El sentimiento y el intelecto

16 de octubre de 1840.

0. Un epíteto corto para representar el Polo Sur.

1. Mirad, el corazón humano es pequeño, pero cuánto más grande es el horizonte de los sentimientos de aquel que está en posesión de la fuerza de la fe que surge del puro Amor hacia Mí. Os digo que no hay cosa tan oculta que no alcancen los rayos del sentimiento puro; Y cuando los rayos puros del sentimiento hayan capturado algo, preguntaos si aún sería posible captar la materia de una manera diferente de lo que realmente es y existe en sí y para sí misma.

2. Por supuesto, esto es bastante diferente con las personas intelectuales. Estos se esfuerzan por alcanzar todas las cosas con la mano corta (del intelecto), similar a los niños menores de edad que quieren coger la luna y otras cosas que están muy lejos. Estas personas atraen luego sus sentimientos a sus mentes estrechas y luego las dejan andar a tientas con altivez, como un ciego que se ha sentado sobre un bloque de piedra tallado con jeroglíficos y lo está palpando sin siquiera tener el menor atisbo de lo que son todos estos jeroglíficos, y mucho menos aún que esta escritura sea un lenguaje de la ciencia de la correspondencia que proviene de los rayos luminosos del sentimiento puro.

3. Mirad, esto es también el caso de estas comunicaciones y revelaciones de Mi Gracia dadas a vosotros. Si las examináis y las ilumináis con los rayos de vuestros sentimientos, entonces su verdad pronto se os aclarará y pronto encontraréis como si el asunto os fuera conocido desde hace mucho tiempo. Pero visto intelectualmente, estas comenzarán a alejarse más y más; porque como dije, el intelecto solo tiene brazos muy cortos, que también son muy débiles, y por lo tanto no son capaces de alcanzar cosas grandes, aunque estén muy cerca de ellos, y menos capaces de llegar a cosas lejanas, para retenerlas para sí mismos, e incluso intentar meter a los soles dentro de su estrecha casa del tamaño de una concha de caracol para que puedan ser manoseados ciegamente con la ayuda de su sentimiento que fue violentado.

4. Mirad, esto es absolutamente imposible. Y como el intelecto con el tiempo se dará cuenta de que tal cosa es imposible, se enfadará, dejará todo como está, sacará de su casa de caracol todo lo innecesario y se contentará con sus propias abstracciones, hasta que finalmente despedirá incluso al sentimiento violentado y se volverá más frío que el mismo Polo Norte y comenzará a considerarse, si no incluso a adorarse a sí mismo, en su suprema estupidez, como si fuera Dios, ya que finalmente ha llegado al punto en que comienza a saber que no sabe nada, pero llegando al absurdo en esa ignorancia de pretender saberlo todo. Ese es entonces el mayor triunfo que obtiene, sí, un triunfo por el que el niño más inofensivo no daría ni un centavo, y por el que cualquier ángel por más pequeño que sea sentirá repulsión.

5. Por eso, también debéis capturar completamente vuestro intelecto bajo la obediencia del sentimiento puro en la fe viva por Amor a Mí, y así veréis todas las cosas como son; y sólo así comenzaréis a ver claramente dónde brilla el Sol eterno de la Verdad y la Realidad.

6. Esto poco que sirva para que en el futuro sepáis con qué medida han de valorarse Mis Revelaciones. Amén. Así digo Yo, el Gran Maestro en todas las cosas, amén, amén, amén.

Fuente: Dádivas del Cielo, tomo 3, recibido el 16 de octubre de 1840, por Jakob Lorber.

Web: https://jakoblorber.webcindario.com/audiolibro/Selecciones/D%C3%A1divas%20del%20Cielo/El%20sentimiento%20y%20el%20intelecto.htm

 

 

martes, 12 de abril de 2022

Paz y espada

«No penséis que Yo he venido para enviar paz a la Tierra. Yo no he venido a enviar paz, sino la espada».
Mateo 10:34 Versión Lutero 1912

«No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada».
Mateo 10:34 Versión Reina Valera 1960

«No crean ustedes que he venido para establecer la paz en este mundo. No he venido a traer paz, sino pleitos y dificultades».
Mateo 10:34 Versión TLA 2000

«Es por eso por lo que tampoco Yo os doy paz para este mundo, sino espada, porque debéis conquistar la libertad de la Vida eterna por medio de la lucha contra el mundo y contra todo lo que el mismo os ofrece».

«Así como el oro se acrisola en el fuego y únicamente en él adquiere su valor real, lo mismo debe sucederás a vosotros que queréis ser verdaderos discípulos míos. Después de todo, mi Reino, por el que todos trabajamos, no es de este mundo sino de aquel inmenso que, eternamente inmortal, sigue a esta corta vida material de prueba».

«Pues mi Reino requiere violencia, y los que no se lo apropian a la fuerza para sí, no lo conquistarán. Mientras uno se encuentre en un lugar cercado y pacífico, bien provisto con todo el sustento necesario para la vida mundana, no hay duda que es muy fácil ser discípulo mío, enseñar mansedumbre a los corderos y saciarlos con agua pura. Pero otra cosa es dominar leones, tigres y panteras y transformarlos en animales útiles; esto requiere más inteligencia, valor, fuerza y tenacidad que amansar corderos ya mansos de por sí.

Por tal motivo tenéis que enfrentar los acontecimientos en Sicar tal como son. Y tendréis que aceptar enzarzaros en una lucha natural, en la cual ya os ayudaré. Pero si os escandalizáis en seguida por la ceguera y maldad de tales malhechores y no hacéis otra cosa sino conjurar al Cielo para que mande un fuego devorador, entonces no os cabrá una suerte mejor que la que os ha tocado.

En casos así tampoco mis ángeles pueden ni deben ayudaros, porque tal servicio estaría justamente contra mi Orden eterno.

Si queréis convertiros en conquistadores de mi Reino, entonces, con el amor más puro y desinteresado, haced una espada afilada de la Verdad pura. Con tal espada luchad valientemente y sin temer a aquellos que, cuanto más, podrán matar vuestro cuerpo, ¡pero nada más!

Y ya que tenéis miedo, entonces temed a aquel que es un verdadero Señor sobre la vida y la muerte, y que puede rechazar o aceptar al alma del hombre.

Quienquiera que pierda su vida terrena en una lucha justa por Mí, en mi Reino le será restituida en toda su plenitud; pero quien aspire a guardar su vida terrena luchando por Mí es un cobarde y en la Vida eterna no tendrá el premio de la corona del vencedor. Pues, ¿qué mérito tendría luchar sólo contra mosquitos y no matar sino moscas? ¡Os digo que tal héroe no merece ni que se ría uno de él!

Otra cosa es que se enfrente a una caterva de leones y de tigres bien armado con una coraza y una espada muy afilada. Si después de abatirlos vuelve como vencedor, se le recibirá con honores y se le erigirán arcos de triunfo, y tendrá un gran premio por su acción heroica.

Así que volved a vuestros hogares, luchad de la manera que os he enseñado, y tendréis una victoria justa.

Podéis estar seguros que Yo sé mejor que nadie cómo Satanás está echando a perder el mundo y que tengo poder suficiente para destruirle totalmente; sin embargo, mi gran Amor y paciencia nunca me lo permitirían.

Porque aquel que intenta vencer a su enemigo destruyéndole es un cobarde, pues no es por su valentía sino por su gran miedo por lo que, matándole, quiere deshacerse de él.

Quien quiera ser un verdadero héroe no debe matar a su enemigo sino con toda prudencia, paciencia, sabiduría y con todo el amor posible, hacer todo lo que pueda para ganarle de corazón. Sólo entonces podrá vanagloriarse de una verdadera victoria sobre su enemigo; su mejor premio será el mismo enemigo conquistado».

Fuente: gej01.201.4,2,5-16

viernes, 8 de abril de 2022

Hoy estamos y mañana ya no

Hoy está el iluminati y el campesino, mañana ninguno de los dos. Lo sucederá el hijo o la hija. Y así, la vida continúa y con el tiempo los hechos serán olvidados o no. Cuántas lágrimas, cuántas alegrías surgieron. La vida continúa inexorablemente. Y si le preguntásemos al Creador por el sentido de todo esto. ¿Realmente todo acaba con la muerte? Investiguemos y leamos una de las muchas revelaciones que hay en nuestro planeta. Preguntas como por ejemplo: ¿cómo se efectúa el paso de la vida material a la vida espiritual, la llamada vida en el Más Allá, en especial en las personas importantes del mundo?

Dice el Señor:

¿Qué diferencia puede haber para el agua, si se moja en ella un hombre importante o una persona pobre e insignificante para el mundo? ¿O qué le puede importar al fuego? Escucha bien, ¡el fuego devora tanto al emperador como al mendigo!

Si cayeran al mismo tiempo desde una torre un mendigo y un ministro o un emperador, ciertamente todos morirían por la caída. ¿En la tumba puede haber diferencia entre grande y pequeño, rico y pobre, guapo y feo o joven y viejo? Fíjate bien, no hay diferencia. Todo se pudre y se convierte en deshecho de gusanos y finalmente en polvo.

Igual que sucede al cuerpo en el llamado mundo de las fuerzas naturales le ocurre al alma en el mundo de los espíritus. No importa que en el mundo hayan sido emperadores o pobres, en el mundo espiritual todos son iguales. No existen privilegios y nadie tiene «más derecho en el reino de los cielos» por haber sido importante o por haber sufrido más en la Tierra, o por haber sido más piadoso. Como ya hemos dicho repetidas veces: en el Más Allá solo cuenta el amor puro.

Todo lo demás es comparable a piedras arrojadas a la mar: todas se hunden en el piélago, sean simples areniscas o diamantes. Seguirán siendo lo que son, pero su destino es el mismo; a lo mejor la arenisca se disuelva antes que el diamante.

Igual ocurre con la nobleza terrenal o la insignificancia mundana. En el mar de la eternidad inexorable pueden acordarse de lo que fueron en el mundo. El emperador aún se sentirá emperador y el mendigo, creyendo tener derecho a una recompensa, seguirá sintiéndose mendigo. Pero ambos sufrirán el mismo destino en la realidad de la vida eterna. Puede que el pobre llegue antes a un estado de fermentación, llenándose de burbujas de humildad y emergiendo desde el abismo hacia la superficie de la Luz eterna y la vida

Podéis juzgar el paso de cualquier hombre según esta regla cardinal. Por lo tanto, actuad siempre con amor para no participar de este destino general. Amén, amén, amén.

Leer la continuación en: https://jakoblorber.webcindario.com/audiolibro/Libros/M%C3%A1s%20all%C3%A1%20del%20Umbral.htm#e0

jueves, 23 de septiembre de 2021

La fe del intelecto y la Fe verdadera

La fe y la oración que está basada únicamente en el entendimiento (intelecto) no es muy útil.

Porque el entendimiento de la cabeza se sirve sólo de lo que ve materialmente y de lo que toca con sus sentidos exteriores.

Por este motivo la fe del intelecto no basta para llevar una vida espiritual.

Existe una fe más espiritual y más llena de vida que la fe perezosa de la cabeza.

Se trata de la Fe verdadera que no puede echar raíces en un corazón (fuero interior, sentimientos) que se ha vuelto sensual, es decir uno que se fundamenta únicamente en los sentidos exteriores o mundanos.

Una semilla de trigo colocada sobre una roca de granito no puede echar raíces porque la roca no tiene humedad. La humedad es necesaria para disolver la semilla. Una tal semilla morirá después de un tiempo por falta de alimento.

Por tanto, una fe intelectual, por más rica que sea en conocimientos y por más obediencia ciega que ofrezca al entendimiento, no es útil porque aquí no participa el espíritu del hombre.

Desarrollo de la fe verdadera

La Fe (verdadera) necesita un corazón humilde en donde desarrollarse.

Un corazón sensual no permite espacio para la humildad.

La Fe necesita del alimento que consiste en la humildad.

Metáfora

Semilla de trigo => Fe verdadera

La vida vegetal => Espíritu

El suelo => El fuero interior

humedad => Humildad (humus)

La roca de granito ofrece un suelo pero sin agua.

Con el tiempo la semilla muere sobre la roca.

De igual manera, una Fe espiritual puesta en el fuero interior sensual se muere con el tiempo por falta de agua (humildad).

Las capacidades cognitivas

El alma de todo ser humano posee dos capacidades cognitivas*

*cognitivo = Capacidad de reconocimiento = Consciencia resultante del procesamiento interior de las impresiones y experiencias usando el reconocimiento de la verdad existente en el interior espiritual del individuo.

1) Capacidad exterior

Descripción: Entendimiento externo del alma.

Polaridad: Negativa

Sede: Cabeza

Utilidad: Sirve únicamente para separar momentáneamente el espíritu de la divinidad hasta que la divinidad desaparezca temporalmente de la vida del espíritu.

Limitación: No es capaz de comprender o percibir a Dios ni la esencia divina.

Peligrosidad: Si el hombre se empeña a buscar y encontrar a Dios con esta capacidad entonces solo consigue alejarse de Dios. Cuanto más insista tanto más se aleja.

2) Capacidad interior

Descripción: Fuero interior del alma. Sentimientos.

Polaridad: Positiva

Sede: Corazón

Elementos:

1) Una voluntad completamente propia,

2) amor y

3) una fuerza imaginativa (correspondiente a los dos elementos anteriores)

Desarrollo:

* La fuerza imaginativa absorbe dentro de sí misma el concepto de la existencia de Dios.

* Este concepto es abrazado por el amor (2do elemento).

* El resultado es retenido firmemente por la voluntad (1er elemento).

Esta retención firme es llamada Fe verdadera.

La fe inicial

Descripción: La fe inicial es generada a través del uso de la capacidad interior, tiene vida propia y hace despertar al verdadero espíritu.

Meta: Generar la fe verdadera

Proceso:

El espíritu despertado mediante la fe inicial

• observa a su despertador

• se levanta poderosamente como una Luz divina

• irradia por completo al alma

• transforma en luz todo lo que encuentra en ella.

La Fe verdadera

Descripción: La Fe verdadera es la luz transformadora del espíritu que penetra el alma.

Utilidad: La Fe verdadera permite dar bienaventuranza al alma.

Pensar con el corazón

La Fe verdadera es pensar con el corazón.

Al inicio parece ser una actividad imposible.

En general es algo muy desconocido por muchos.

Para pensar con el corazón hay que hacer ejercicios específicos.

Ejercicios para pensar con el corazón

• Constante y repetitivo esfuerzo por despertar el Amor a Dios.

Desarrollo

• El corazón se va fortaleciendo con este despertar y expandiendo.

• Las ataduras del espíritu se van debilitando.

• El espíritu en sí es una luz proveniente de Dios mismo.

• La luz del espíritu se va desarrollando, multiplicando y liberando cada vez más y más.

• El corazón tiene una recámara de vida central

• Cuando la luz del espíritu empieza a iluminar esta recámara, las incontables formas arquetípicas se van viendo cada vez más claras.

• Estas formas arquetípicas están dibujadas en las incontables pareces de la pequeña recámara de vida.

• El alma empieza a ver las formas arquetípicas.

• Esta visión u observación se convierte en una nueva forma de pensar.

• El alma tiene acceso a nuevos conceptos, y grandes y claras nociones e ideas.

• El círculo de visión del alma se expande con cada pulso del corazón.

• Los temas que antes eran escandalozos o dudosos desaparecen en la medida en la que el entendimiento de la cabeza va callándose.

• Ya no hay escepticismo porque la necesidad de pruebas y demostraciones desaparecen ya que la luz del espíritu ilumina el interior de las formas.

• Las sombras y las dudas desaparecen para siempre.

La fe verdadera es viva

• EN esto consiste la fe verdadera que se forma en el corazón y no en la cabeza.

• Es una fe verdadera porque proviene de la luz inequívoco del espíritu y está “vivo” porque lo único vivo en el hombre en su sentido más verdadero es solo el espíritu.

Grano de mostaza

“...si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá; y se pasará; y nada os será imposible”.

Mateo 17:20

“Si tuvieseis fe como un grano de mostaza, diréis á este sicómoro: Desarráigate, y plántate en el mar; y os obedecerá”.

Lucas 17:6

La fe verdadera posee esa fuerza extraordinaria.

La fe verdadera es la única que da bienaventuranza.

Para alcanzar esta fe se debe

• practicar el ejercicio mencionado arriba,

• se debe tener una firme determinación para alcanzar la maestría en ella en el tiempo más corto y lo más pronto posible.

¿Por qué parece imposible alcanzar esta fe?

Esto sucede a los hombres que se han ocupado demasiado y por mucho tiempo por la educación del entendimiento de la cabeza, algo que es una mala costumbre en el mundo actual. Costumbre que tiene como objetivo solo el bienestar terrenal.

Otras consideraciones importantes

• Es necesario llevar una vida de moral fundamentada en el evangelio.

• No se debe ser un juerguero, vividor, glotón, en especial no ser un hombre lujurioso o entregado a los placeres carnales.

• Debido a que este estilo de vida, si bien no puede matar al espíritu, pero sí impedir para todos los tiempos el libre desarrollo de su luz.

• Este es el motivo por el cual tales personas lujuriosas se vuelven completamente insensibles, especialmente en sus años avanzados.

• Son personas que apenas logran extraer momentos de alegría para sus vidas abatidas si pueden complacerse un poco en mirar o tocar a alguna muchacha.

Fuente: Roberto Blum, tomo 1, capítulo 35, recibido por Jakob Lorber.

lunes, 5 de abril de 2021

Cómo pedir correctamente

Si alguien tiene la petición de que Dios, como el único verdadero Creador y Padre de todas las personas y ángeles, le ayude en uno u otro asunto, que no vaya con su petición a un templo o sinagoga y tampoco a ningún sacerdote, más bien que se encierre en un pequeño cuartito, y en especial en lo más tranquilo de su corazón, y rece allí a Dios, como el Padre más amoroso, y le pida la ayuda justa. 

Y el Padre, que oye y ve todo, incluso en lo más oculto, siempre le dará con mucho gusto lo que han pedido justamente quienes suplican correctamente y en el espíritu de la verdad. De esto  podéis estar plenamente seguros.  

Pero el Padre Celestial nunca pronunciará Su omnipotente Amén a un pedido que se muestra públicamente ante la gente y en el que el corazón a menudo siente muy poco. 

Fuente: Gran Evangelio de Juan, tomo 9, capítulo 209, versículo 6

Y cuando pidáis algo al Padre, no le pidáis tanto por los bienes de esta tierra, que buscan los ciegos y necios paganos y también los judíos y fariseos que han olvidado a Dios, sino pedidle por  los tesoros inmortales para el alma y el espíritu. Estos tesoros no serán negados nunca a nadie.

Fuente: Gran Evangelio de Juan, tomo 9, capítulo 209, versículo 9.

Quien se haya fortalecido en el espíritu, y por lo tanto en el Reino de Dios, será también un amo sobre las cosas del mundo y nunca tendrá que soportar una gran necesidad para su cuerpo físico; pero también es mejor para el que ha despertado espiritualmente entregarse a los bienes de los cielos de Dios, y soportar una pequeña necesidad en los bienes de esta tierra. - ¡Recordad esto también y prestad atención en la acción!

 

Fuente: Gran Evangelio de Juan, tomo 9, capítulo 209, versículo 10.