LA TRINIDAD: Padre, Hijo y Espíritu Santo

Existe solo UN Dios y ese es el Señor Jesucristo.

En Él existen tres aspectos diferentes pero inseparables entre sí.

Al primero lo llamó Padre porque es la Divinidad Todopoderosa de Quién emana todo; al segundo lo llamó  Hijo unigénito porque Dios solo tiene UN solo Amor, un solo Corazón; y al tercero lo llamó Espíritu Santo porque es la energía de Santidad que emana de Dios Padre y del Amor hijo.

Por eso no existe un Dios independiente a Jesús. No existe un "viejito" que lleva barba blanca. No existe una paloma que vuela por encima de ellos dos. No, no es así. Quienes crean esto no tienen una buena comprensión espiritual y tienen una visión materialista de Dios.

Todos nosotros, como imagen y semejanza de Dios, tenemos también estos tres aspectos en nuestro interior:

Tenemos un espíritu que es nuestra esencia de vida,

tenemos un amor que es la manifiestación de  nuestra esencia de vida y

tenemos una voluntad que es la energía con la que actuamos de acuerdo a nuestra esencia y amor.

Si dijéramos: Voy a hacer la voluntad de mi padre (con minúscula) significa que voy a hacer lo que mi esencia de vida, es decir, mi espíritu, me pide. Y, así, mi amor (con minúscula) se somete a mi espíritu, como lo hizo Dios mismo en Jesús.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Tuyo soy, para Ti nací - Poema Teresa de Jesús

Cuerpo, alma y espíritu

El café, las arañas y la Coca Cola