Ser niño

Ser niño tiene dos lados: 
uno luminoso y otro oscuro. 
La inocencia, ternura y amor son del primero,
el engreimiento e infantilismo, del segundo


Comentarios

Entradas populares de este blog

Tuyo soy, para Ti nací - Poema Teresa de Jesús

Cuerpo, alma y espíritu

El café, las arañas y la Coca Cola