Consejo sobre las vacunas

Ya en 1841 dijo el Señor que las vacunas eran algo muy malo. Por ejemplo, en el caso de la vacuna contra la viruela, dice el Señor:

Ver vídeo: https://youtu.be/VZ_RlvHjcZw

"Aquel que se ha intoxicado con algún veneno, ¿acaso puede ser curado mediante la inyección del mismo veneno, que ya le ha quitado tres cuartas partes de su vida? Esta introducción del mismo veneno probablemente será suficiente para quitarle el último cuarto de vida que le queda al envenenado."

"¿Puedes pensar en alguna mayor locura espiritual que cualquiera que le aconseje a un pecador:

'Escucha amigo, solo peca nomás, y seguramente así borrarás a todos los pecados  viejos con los nuevos pecados cometidos. Y si eres un fornicario, entonces solo entrégate a tu pasión con la mayor despreocupación posible y te convencerás de que ésta es la forma más fácil y sencilla de vencerte a ti mismo y a tu carne!'"

"... y el resultado es que él se libró del pecado de esta manera, es decir a través de vacunar el pecado en su carne porque la pasión y la capacidad de vida de la carne fueron destruidos y matados. Pero ahora pregúntate, esta persona, después de un cumplimiento fiel de este consejo ¿ha ganado la victoria de la vida o la victoria de la muerte?

El consejo del Señor es el siguiente:

"Si en lugar de todas las vacunas y medicamentos se toma una dieta o un ayuno justos y con esto se une a una creencia firme y plena confianza en Mi Palabra, de modo que el espíritu, como principio de vida, también se fortalezca, pregúntate si con esto ¿no debería haber una verdadera mejoría física y mentalmente con esa persona? "

"Os digo que si su fe y confianza están de acuerdo con esto, una nueva vida puede surgir de la putrefacción misma. Pero cuando falta esa penitencia, escucha, todos los que se curan con la vacuna o los medicamentos son traicionados libre y voluntariamente, porque entonces las medicinas no eliminaron el mal del cuerpo, sino que lo pusieron a dormir o lo velaron, y créame, llegará un momento en que el mismo mal potenciará el velo y romperá el cuerpo y no rara vez también el espíritu y seguro traerá la muerte".


Extraído de: Capítulo 410207 Curación y atención médica "Acerca de la vacunación contra la viruela" (07/02/1841)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tuyo soy, para Ti nací - Poema Teresa de Jesús

Cuerpo, alma y espíritu

El café, las arañas y la Coca Cola