El poder del más pequeño Hijo de Dios

Digo Yo: 

«Este es un sol central alrededor del cual millones de soles planetarios más pequeños orbitan en amplios círculos. Su poder de atracción es tan grande que mantiene todos los millones de soles planetarios, junto con sus planetas, en las órbitas prescritas, y podría mantener varios más con el mismo poder no disminuido. ¡Pero qué es todo ese poder comparado con el poder de uno de los más pequeños de Mis hijos! 

Yo os digo: 

Todos los soles son juguetes para jugar en las manos de Mis hijos. Ahora sabéis lo que estáis mirando ahora; y como ahora lo sabéis, queremos dejar el balcón nuevamente e ir a la segunda puerta de este muro vespertino»

Jesús de Nazaret
(RB.2.296.4)


 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tuyo soy, para Ti nací - Poema Teresa de Jesús

Cuerpo, alma y espíritu

El café, las arañas y la Coca Cola