Mi Doctrina consiste en


Dice el Señor:

Mi Doctrina consiste en algo muy sencillo:

Reconoce al único Dios y Señor verdadero y también a Mí  que he venido a este mundo de parte de Él y que albergo dentro de Mí a Su Espíritu; y ama a este único Dios por sobre todo y a tu prójimo como a ti mismo, y de esta manera obtendrás dentro de ti la Vida eterna.

La confianza que pusiste en Mí te abrió el camino hacia Mí, de la misma manera tu fe en Mí te abrirá el camino a la Vida eterna.

Si conoces también aquellos mandamientos que Dios dio en Sinaí al pueblo de Israel a través de Moisés, entonces guárdalos y no hagas caso a tus muchos dioses falsos y muertos como tampoco a las otras costumbres y tradiciones paganas. ¡Así puedes convertirte en un buen instrumento para Mí en Mi Reino!


Fuente: Gran Evangelio de Juan, tomo 9, capítulo 204, versículo 5-7


Esta fue lo que le dijo el Señor a un capitán que estuvo al servicio del rey Herodes pero le abandonó debido a que se dio cuenta que servir a ese rey era cosa de necios. Este capitán despertó una confianza en Jesús ya que había escuchado cosas buenas y sensatas de Él de parte del pueblo. Por eso, después de oír en qué consistía la Doctrina del Señor, le ofreció sus servicios como militar para estar al servicio del Reino de Jesús, como el Señor.

Ante esta oferta, el Señor le respondió:

“¡Escucha! Mi Reino, que ahora estoy restableciendo entre los hombres en esta tierra, no es como el reino terrenal del rey a quien has servido. Reinos terrenales como ese hay muchos en toda la tierra. Mi Reino es uno espiritual y no se puede ver con los ojos de la carne en el mundo material; porque este Reino existe únicamente dentro del ser humano, dentro del corazón creyente, amoroso y confiado, libre de arrogancia, sin envidia ni timidez, sin mentiras ni engaños, sino lleno de humildad, mansedumbre, paciencia y misericordia. El castillo firme es justamente este corazón que te acabo de describir y que jamás puede ser conquistado por ningún poder. Es el castillo, en el que Yo, como el único y verdadero Señor y Rey de todo ser y vida, permaneceré en cada ser humano, cuyo corazón y ánimo tendrán las cualidades mencionadas.

Si quieres prestar el servicio militar Conmigo, debes mirar alrededor del castillo que ahora se te muestra según tu libre albedrío según Mi enseñanza, ¡por lo tanto lleno de fe, confianza y amor a Dios y al prójimo!

Está claro que todavía no lo entiendes a la luz de la verdad; pero cree, vive y actúa solo con todo celo de acuerdo con lo que crees, entonces el espíritu del Amor eterno de Dios se despertará en ti y te conducirá a toda la verdad, y sólo a la luz de esta verdad reconocerás a Aquel que te ha hablado y explicado esto. Y cuando lo hayas reconocido plenamente de acuerdo con la verdad, todo también te resultará claro, lo que ahora te aparece como un secreto profundamente oculto. - ¡Anuncia lo mismo a tus compañeros!”

Fuente: Gran Evangelio de Juan, tomo 9, capítulo 204, versículo 9-11.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tuyo soy, para Ti nací - Poema Teresa de Jesús

Cuerpo, alma y espíritu

El café, las arañas y la Coca Cola