La complacencia de Dios

¡Dios tiene la máxima complacencia en Sus Hijos que son igual a los pequeños niños que sin miedo y temor antes sus padres hablan y gritan todo el tiempo con buen ánimo, como si fueran los señores de la casa!

Y también, cuando con hambre y sed, corren en todo amor y entrega infantil hacia sus padres y les piden pan, y cuando, habiendo recibido el pan de las manos de los padres, les agradecen más a través de disfrutar felices y alegres el pan que a través de una exagerada reverencia y miedo o a través de largas palabras de agradecimiento  sin gran contenido.
gobd2.24.13

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tuyo soy, para Ti nací - Poema Teresa de Jesús

Cuerpo, alma y espíritu

El café, las arañas y la Coca Cola